lunes, 13 de abril de 2015

El antes y después de una cómoda sencilla


El blog de Baballa está marcado por las buenas ideas y los resultados creativos. UN blog de esos que merece la pena seguir y disfrutar. Hoy os he traído la restauración que hizo de una cómoda para un cuarto infantil con colores en degradé. 

La madera estaba en buenas condiciones, así que hemos podido prescindir de patinas o restauraciones. Así que lo único que hace falta es usar pintura en una tonalidad azul intensa e ir rebajandolo con blanco para conseguir el resultado progesivo. 

El interior de los cajones es genial con papel pintado decorativo para darle más personalidad, al igual que la idea para poner tiradores. ¿Os gusta el resultado final?